Bajo el ala de Fiat, Chrysler anticipó en Detroit sus planes para los próximos 5 años


CarsMagazine.- Importantes anuncios se produjeron ayer en la conferencia de prensa que los ejecutivos de Fiat-Chrysler brindaron en Detroit para dar a conocer su “plan quinquenal”. El discurso fue encabezado por el nuevo CEO del grupo, Sergio Marchionne, ante una audiencia de más de 300 analistas financieros y periodistas. Antes que nada, Chrysler prometió mejoras en la calidad de todo su esquema empresarial.

Tal como se descontaba, se decretó el final para la producción del poderoso Dodge Viper hacia julio del año próximo. De todos modos, Ralph Gilles, presidente y CEO de Dodge, alimentó la ilusión de los fanáticos al anunciar que hay planes para producir una edición especial limitada a 500 unidades, mientras se prepara un nuevo superdeportivo que lo reemplazará en 2012, claro, en el marco de la alianza con Fiat, que también es dueña de marcas como Alfa Romeo, Ferrari y Maserati.


Otra de las definiciones que llevó tranquilidad al consumidor norteamericano fue la no desaparición del logo corporativo de la estrella pentagonal. Sin embargo, el logo alado lo reemplazará en todos sus vehículos de la marca Chrysler. En el caso de los amantes de la estética italiana, hubo novedades en relación al Cinquecento, que hacia fines de 2010 comenzará a venderse a través de los concesionarios Chrysler de algunas regiones con mercados considerados “clave”.


Jeep, la marca ícono de los vehículos off road americanos, no perdería su impronta después de la crisis que obligó a su propietaria a asociarse con la constructora italiana e incluso, saldría con nuevos bríos a competir en ese nicho. Para ello, en 2010 someterá a un profundo restyling a sus modelos Patriot y Compass, que se fabricarán hasta 2012. A partir de allí, en 2013 incorporará tres nuevos modelos basados en plataformas de Fiat para los segmentos B, C y D, incluyendo una nueva versión del Liberty. Además va a sumar una nueva generación de la Grand Cherokee en 2010, que será una verdadera apuesta de potencia.

El Jeep, que fue durante mucho tiempo casi un nombre genérico para los “todo terreno”, mantendrá su lugar en el organigrama del pentágono-estrella. Según publica el sitio español autoblog.com, la estrategia de la alianza apunta a convertirla en su división más importante a nivel internacional. Para ello, Fiat le buscará un nicho en países como Brasil y sus vecinos de la región, con productos como el Wrangler, que volverá a ser el pilar espiritual de la marca con un rediseño total entre 2010 y 2011, cuando el nombre cumpla 70 años.