Renault Argentina importaría el Mégane III antes de fabricar el Fluence en Córdoba; llegaría en marzo


CarsMagazine.- Renault Argentina tendría en sus planes la importación desde Europa de la tercera generación del Mégane, en sus versiones coupé y 5 puertas, que podrían estar disponibles en el mercado local hacia marzo del próximo año. Se trataría de una estrategia de la marca francesa como preparación para el lanzamiento de la versión tricuerpo de ese modelo, denominada Fluence, que está previsto que se fabrique en la planta cordobesa de Santa Isabel desde fines de 2010. Aunque la automotriz del rombo no confirmó esta información (tampoco lo desmintió), parece un hecho que así será. El diario Clarín lo publicó en su edición de hoy.


“En caso de que Renault confirme la llegada de estos modelos, habrá que esperarlos para marzo de 2010. Pero seguramente tendremos la chance de verlos antes en el stand de la marca en Pinamar”, señaló el artículo del suplemente Autos del citado periódico, escrito por el enviado especial al reciente Salón del Automóvil de Francfort, donde justamente se mostró como primicia mundial al Fluence, que ya se fabrica en Europa para mercados emergentes. “Por más que la filial argentina aún no lo confirme, este será el modelo que se producirá, a finales de 2010, en la fábrica que la marca del rombo tiene en Santa Isabel, Córdoba. Al igual que en el Mégane III, sorprende por la calidad y el nivel de su interior”, puntualizó el artículo.

En tren de especulaciones, una de las motorizaciones que Renault podría ofrecer para el Mégane III en la Argentina sería la naftera de 2.0 litros y 140 CV, la segunda más potente después de la de 180 CV disponible en el Viejo Mundo. Parecerían descartadas las opciones más pequeñas, de 1.6 litros, que arrancan desde 101 CV. También hay variantes diesel, 1.5, 1.9 y 2.0, todas dCi, con potencias que van desde 86 hasta 160 caballos. Habrá que esperar, en todo caso, a la llegada del verano para ver qué decide exponer el rombo en su stand de Pinamar.


En cuanto al Fluence, como ya fuera informado, se trata de la versión sedán del Mégane III que, está claro ya, no llevará ese nombre. La filial argentina de la automotriz francesa anunció recientemente una inversión por 500 millones de pesos entre 2009 y 2011 para remodelar su fábrica y producir “un nuevo vehículo”, del que no brindó detalles ni su denominación. Pero todo indica que se trata del modelo que ilustra este párrafo y que fue presentado al público en septiembre, en Francfort.

Se espera que el Fluence conviva en el mercado argentino y regional con el Mégane II, aunque se posicionará por encima de éste en la oferta de Renault. Se trata de un sedán de segmento C, con un largo de 4,62 metros, un ancho de 1,81 metros y una altura de 1,48 metros. Con respecto al Mégane II, será 12 centímetros más largo, además de más ancho y más alto. Su baúl, de 530 litros, resulta 10 litros más grande que el de segunda generación. En Europa, el Fluence se ofrecerá con dos motores nafteros, de 1.6 litros y 110 CV, y de 2.0 litros y 140 CV, y con dos turbodiesel dCi, ambos de 1.5 litros, con potencias de 86 CV y 106 CV. Las opciones de transmisión serán manual o automática. Las motorizaciones que se elegirán para el Mercosur también son aún una incógnita.