Se reactiva la demanda y aumenta el ritmo de producción en las automotrices argentinas


CarsMagazine.- El incremento de la demanda local y el ritmo sostenido de las exportaciones a Brasil permitirán a las automotrices argentinas aumentar su nivel de producción en los próximos meses, algo impensando a comienzos de este año, en pleno estallido de la crisis económica mundial. Así lo sostiene un artículo publicado por iProfesional, que puntualiza los casos de marcas como Chevrolet, Volkswagen y Renault.

“Contra algunos pronósticos negativos, el mercado automotor local está evidenciando una mejora y las terminales ya analizan ampliar los turnos de producción desde 2010. Las expectativas se modificaron a partir de la demanda interna, con ventas que superan las 40.000 unidades mensuales y que permitirán cerrar el año con 500.000 nuevos vehículos en la calle, y por la demanda externa, especialmente de Brasil, que representa el 90% de las exportaciones”, explicó el citado medio. “Tanto Chevrolet como Volkswagen esperan aumentar su ritmo de producción hacia fin de año, teniendo en cuenta que la primera sumará al mercado un nuevo modelo, como el Ágile que se fabrica en Rosario, y la segunda lo hará con una pick up, que es la Amarok fabricada en Pacheco”, precisó el artículo.

“Quien también confirmó que ampliará el ritmo de producción es Renault. Es así que proyecta, durante el primer semestre del próximo año, reabrir el segundo turno de producción en la planta de Santa Isabel, recuperando el nivel de actividad del primer semestre de 2008”, agregó el informe. La automotriz francesa también tiene en carpeta la producción de un nuevo modelo, un sedán mediano llamado Fluence, que saldría a la venta sobre fines de 2010.

“Para el próximo año los pronósticos son muy alentadores y las terminales deberán elevar el nivel de producción para poder hacer frente al aumento de la demanda previsto”, concluye iProfesional, antes de citar a un propietario de una concesionaria de vehículos: “Estamos sorprendidos por cómo está respondiendo el mercado. La realidad es que no se venden más autos porque en los modelos más demandados no hay stock”.