Fluence: el Renault que se hará en Argentina desde 2010 y que antes se lanzará en el mercado europeo


CarsMagazine.- Renault difundió en Europa imágenes oficiales y algunos detalles técnicos del nuevo modelo que en breve lanzará allí y que en 2010 comenzará a producirse en la Argentina, en la planta cordobesa de Santa Isabel. Se trata de la versión sedán del Mégane III que, sin embargo, no llevará ese nombre, sino que fue bautizado como Fluence. La filial argentina de la automotriz francesa anunció recientemente una inversión por 500 millones de pesos entre 2009 y 2011 para remodelar su fábrica y producir “un nuevo vehículo”, del que no brindó detalles ni su denominación. Pero todo indica que se trata del modelo que ilustra estas líneas y que será presentado al público a mediados de este mes, en el Salón de Francfort.


El Fluence convivirá en el mercado argentino y regional con el Mégane II, aunque se posicionará por encima de éste en la oferta de Renault. Se trata de un sedán de segmento C, con un largo de 4,62 metros, un ancho de 1,81 metros y una altura de 1,48 metros. Con respecto al Mégane II, será 12 centímetros más largo, además de más ancho y más alto. Su baúl, de 530 litros, resulta 10 litros más grande que el de segunda generación.


En el mercado europeo, el Fluence se ofrecerá con dos motores nafteros, de 1.6 litros y 110 CV, y de 2.0 litros y 140 CV, y con dos turbodiesel dCi, ambos de 1.5 litros, con potencias de 86 CV y 106 CV. Las opciones de transmisión serán manual o automática. Asimismo, ya se anticipó que hacia mediados de 2010, en Europa el impulsor de 86 CV será reemplazado por uno de 90 CV con filtro de partículas, y que a fines de ese año se sumará otro dCi de 110 CV, que estará disponible con cambio automático de doble embrague. Las motorizaciones que se elegirán para el Mercosur son aún una incógnita.


Del equipamiento del Fluence, siempre en la versión que inicialmente se lanzará en Europa, se destaca una dotación de serie de seis airbags y el control de estabilidad. Otros elementos, entre opcionales y de serie, son los faros de xenón, el climatizador bizona, el acceso y arranque con tarjeta “manos libres”, un navegador con pantalla color de 5,8 pulgadas, tecnología Bluetooth y conexión USB.

Como se apuntó, Renault Argentina no especificó cuál será el nuevo modelo que fabricará en Córdoba y que tomará el lugar que en la línea de montaje dejó el Mégane I, ya discontinuado. Pero según ha insistido la prensa brasileña, generalmente muy bien informada, el producto que en 2010 comenzará a ensamblarse en Córdoba será “la tercera generación del Mégane destinada y adaptada a la región Mercosur, desarrollada sobre la base del Samsung SM3”, un modelo de la marca surcoreana propiedad de Renault.


La firma del rombo ya había anticipado que el 80 por ciento de la producción total en la Argentina de este nuevo modelo será destinada a la exportación, con destino a los mercados americanos (la planta cordobesa será la única que abastecerá a la región). En la actualidad, la fábrica de Santa Isabel produce alrededor de 60.000 vehículos por año, de los modelos Clio, Kangoo y Symbol. La planta fue fundada en 1955 y exporta a Brasil, México, Colombia, Chile, Uruguay, Paraguay y Perú, entre otros países.

El anuncio de la inversión, formulado en junio pasado, estuvo en sintonía con lo anticipado en octubre de 2008 por Carlos Ghosn, presidente del Grupo Renault-Nissan, de que el Mégane III (así se lo refería por entonces) sería producido en el Mercosur, sin saberse en ese momento si la fabricación se radicaría en Brasil o la Argentina. Por su parte, Stephen Norman, Director de Marketing Global de Renault, había adelantado que “la carrocería y el interior del Mégane III serán idénticos al modelo que se ofrece en Europa” y que “lo que cambiará serán las adaptaciones específicas de suspensión y las motorizaciones”.