Peugeot RCZ, seducción felina en Francfort


CarsMagazine.- A sólo un mes de su presentación en el Salón de Francfort, la automotriz Peugeot reveló más detalles de su nuevo modelo RCZ, una coupé compacta deportiva inspirada en el Concept 308 RCZ con el que la casa francesa ya había impactado en la anterior edición de la muestra, en 2007. Disponible al público en el mercado europeo a partir de 2010, contará con tres opciones de motorización y potencias de entre 156 y 200 caballos. Por sus características, el modelo del León se posicionará como competidor del Audi TT.


“El RCZ es una coupé compacta 2+2 concebida para convertirse en un vehículo exclusivo”, sostiene Peugeot, que considera que este automóvil “representa mucho más que un concept car convertido en realidad: es un coche que abre una nueva etapa en la historia de los ‘vehículos de placer’ de la marca”. Un detalle particular es la denominación del modelo, que se simboliza un posicionamiento distintivo dentro de la gama: es el primer vehículo particular que no utiliza la numeración con un cero o un doble cero central.


El RCZ, que no se fabrica en Francia sino en Austria, en la planta de Magna Steyr, en Graz, mide 4,28 metros de largo, con 1,84 m de ancho y 1,35 m de alto. Su distancia entre ejes llega a 2,61 m. Comparado con el TT de Audi, el producto de Peugeot resulta 10 cm más largo, con 14 cm más de distancia entre ejes. Las medidas de alto y ancho coinciden en ambos modelos.


De esta forma, el RCZ ofrece una mayor habitabilidad, sin desconocer que se traba de un vehículo del tipo 2+2; o sea, dos plazas reales más otras dos pequeñas (para niños o pasajeros ocasionales). El espacio para la carga de equipaje asciende a respetables 384 litros, 94 litros más de lo que ofrece el Audi TT. Rebatiendo los asientos, el coche francés aumenta su volumen de baúl hasta 760 litros.


Para desarrollar el RCZ, Peugeot se valió de la plataforma del 308. Sobre esa base, se decidió rebajar la altura sobre el suelo y el centro de gravedad en 2 y 4 cm, respectivamente, y se incrementó el ancho de las trochas delantera y trasera. Así, el León buscó conferirle al chasis un comportamiento más deportivo. Un detalle en este sentido es el alerón trasero móvil que emerge sobre la tapa del baúl y que se despliega en dos posiciones, según la velocidad que desarrolle el vehículo, lo que mejora aún más su tenida en ruta.


Mecánicamente, el RCZ contará con tres alternativas de motorización, todas cumplidoras de la normativa Euro 5. Los que inicialmente se ofrecerán serán el naftero de 1.6 litros y 156 CV, y el turbodiesel HDi de 2.0 litros y 163 CV. El primero de ellos, ya presente en otros modelos de la marca como el 3008, es fruto de un desarrollo conjunto con BMW y también lo emplea el MINI, aunque en éste rinde 175 CV. El tercer motor, que llegaría recién a mediados de 2010, es otra variante del naftero de 1.6 litros, aunque con la potencia elevada a 200 CV a 5.800 rpm y un par máximo de 255 Nm a sólo 1.700 rpm.