CONTACTO: CHEVROLET CORSA CLASSIC


CarsMagazine (Por Martín Egozcue).- Con 15 años de presencia en el mercado argentino, el Chevrolet Corsa Classic ya exhibe, criteriosamente, el rótulo de clásico. Símbolo en ventas durante años, el modelo producido por GM Argentina en Rosario incorporó recientemente una nueva motorización naftera de 1.4 litros y 94 CV, que entrega más potencia que la anterior de 1.6 pero con menor consumo y mayor autonomía. Con esa novedad, más una serie de sutiles modificaciones estéticas y algunos agregados de equipamiento, el Corsa Classic transita su madurez con decencia y sigue presentándose como una de las alternativas más lógicas para quien busca su primer 0 Km. CarsMagazine probó la versión 3 puertas GLS, de equipamiento “full”, que se comercializa a $ 42.560, y tras recorrer más de 1.500 kilómetros (casualmente con escalas en Rosario y la planta de GMA), obtuvo las siguientes conclusiones…


DISEÑO
A simple vista se aprecia el paso de los años en las formas que exhibe la familia Corsa Classic en todas sus variantes, y el caso del hatchback no es la excepción. Se trata de un modelo que llegó a nuestro país en 1994 (por entonces como Opel) y que a partir del año siguiente comenzó a fabricarse en Rosario como Chevrolet. Más allá de un leve rediseño aplicado en 2000 y de pequeñas pinceladas recientes, el Corsa Classic ha mantenido sus líneas casi inalterables durante tres lustros. A pesar de ello, el modelo maduró con dignidad, sin “cirugías estéticas” extremas, y sigue siendo aceptado por el público. Por algo será que, más allá de ser uno de los vehículos más accesibles económicamente, viene disputando desde hace años el primer puesto en el ranking de ventas frente a otro éxito comercial como el Volkswagen Gol.


Concretamente, la línea 2009 del Corsa Classic presenta una nueva parrilla en fondo negro, donde resalta el flamante logo de Chevrolet, de mayores dimensiones y ya sin el círculo que contenía al “moñito” (lo mismo ocurre en el portón trasero). Entrando en detalles más finos, se agregaron apliques de adhesivos negros en el parante central para darle más fluidez a la silueta del auto, y se incorporaron baguetas laterales del mismo color. En el interior, la principal novedad es el nuevo diseño de los cuadrantes para velocímetro y régimen del motor, que vale aclarar, no presentan la claridad de lectura de los anteriores. Manteniendo un atractivo diseño en las llantas de aleación (exclusivas de la versión GLS), la figura del Corsa Classic 3 puertas, si bien no oculta el paso de los años, transmitir aún cierta simpatía.


MOTOR / PRESTACIONES / CONSUMO
La indudable novedad en toda la familia Corsa Classic es el motor Powertech SOHC de 1.4 litros que entrega 94 caballos, es decir, 2 CV más que el impulsor 1.6 disponible anteriormente. Lo importante aquí es que a pesar de la reducción de cilindrada se mantienen casi inalterables las prestaciones: la velocidad máxima sigue siendo de 170 km/h y la aceleración de 0 a 100 km/h se logra en menos de 12 segundos. También resulta interesante que, aunque no sea en un porcentaje trascendental, se haya reducido el consumo: en el tránsito urbano el ahorro llega a medio litro de combustible cada 100 kilómetros. Esto se debe en buena parte al nuevo sistema de acelerador electrónico que modula las curvas de potencia y beneficia la economía de combustible.


CarsMagazine corroboró un consumo de 9,3 litros cada 100 kilómetros en tránsito urbano, lo que permite una autonomía para ese ámbito de casi 600 kilómetros. Esta distancia también aumentó respecto de la anterior motorización gracias a que el tanque de combustible incrementó su capacidad de 48 a 54 litros. Viajando en ruta a 120-130 km/h, sin aire acondicionado, con dos personas a bordo y 30 libras de presión en ambos trenes, el impulsor 1.4 “pidió” un total de 47 litros para recorrer exactamente 600 kilómetros. La ecuación arrojó un consumo de 7,8 litros cada 100 kilómetros, lo que posibilita recorrer casi 700 km sin pasar por el surtidor.


Está claro que el Corsa Classic se desenvuelve mucho mejor en la ciudad que en la ruta. El torque máximo aflora bastante rápido, apenas por sobre las 2.500 rpm, y ello le permite buena respuesta en el tránsito metropolitano, donde también se luce por su confort de marcha y la robustez para sortear baches o cunetas. A eso aporta un buen despeje del suelo y neumáticos de perfil alto, que en la unidad probada eran Pirelli P6000 185/60/R14. La caja, en tanto, es precisa en su accionar, aunque de recorridos largos. A la hora de salir a la ruta, circulando a más de 130 km/h el confort acústico no es el ideal y prueba de ello es la necesidad de exigir por demás al equipo de audio. El comportamiento dinámico, si bien no es alarmante, muestra lógicas inclinaciones laterales producto de suspensiones pensadas en función del confort y no de un comportamiento deportivo.


POSICION DE MANEJO / HABITABILIDAD / BAUL
Aunque uno haya manejado un Gol, un Palio, un Clio o un 206, algunos de los modelos con los que compite este Corsa Classic, acostumbrarse a la posición de manejo que propone el Chevrolet lleva su tiempo. Por empezar, la butaca parece ser excesivamente alta y no es posible regularla. Como la columna de dirección tampoco se puede modificar en su posición, la única licencia es mover la butaca hacia adelante o hacia atrás. Una vez encontrada la distancia adecuada, para una persona de apenas 1,70 metros el dilema inicial es dónde ubicar el pie izquierdo cuando éste descansa. No queda más opción que apoyarlo sobre la convexidad del pasa-rueda. Es algo que de entrada resulta incómodo, pero como suele ocurrir, a medida que se transitan kilómetros a bordo el cuerpo termina amoldándose.


Donde el Corsa Classic se destaca positivamente es en su habitabilidad trasera. Sin desconocer que se trata de un automóvil de dos puertas y con una distancia entre ejes inferior a 2,50 metros, atrás pueden viajar cómodos dos adultos sin que los de adelante deban “apretarse” contra el volante y el tablero. Lo complicado es la accesibilidad a las plazas posteriores, ya que sólo es posible rebatir el respaldo de las butacas delanteras, pero no los asientos en sí. Dicho de otra forma: un niño o un joven se subirá sin problemas, pero no es lo más práctico para invitar a pasear a la abuela. Y atención claustrofóbicos: las ventanillas traseras son fijas y no pivotan, lo que sí permiten algunos rivales. Pensado para una pareja joven posiblemente sin hijos aún, el baúl ofrece una capacidad de carga lógica, de 260 litros, en sintonía con lo que propone el Ka (263), pero por debajo del Gol (285) y el Palio (290). Lo distintivo es que el respaldo del asiento trasero se puede rebatir por fracciones (1/3 ó 2/3) y así lograr mayor modularidad al ampliar la capacidad de carga. Esto último no se encuentra en algunos rivales.


EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD
El gran valor agregado del Corsa Classic en cuanto a confort es el equipo de audio Visteon que ofrece múltiples alternativas de reproducción. Además de leer CD’s en formato MP3, permite la conexión de dispositivos USB o tarjetas SD, y también de un reproductor exterior mediante una entrada auxiliar. La calidad de sonido es acorde con el segmento del automóvil: no es del tipo Hi Fi (alta fidelidad), pero cumple con las expectativas. El “pero”, en este caso, pasa por las diminutas teclas que dificultan su operación, que tampoco resulta sencilla o intuitiva. Hay que mirarlas una y otra vez y muchas veces, arriesgarse a ver qué ocurre en cada caso.


Al margen de aquello, la versión GLS del Classic se destaca (al igual que el Palio, por ejemplo) por su dotación de equipamiento respecto de las versiones “full” de sus principales rivales. En confort, el Corsa incluye alzacristales eléctricos (con “one touch” para el conductor en función “down” y teclas bien ubicadas), cierre centralizado (aunque sin comando a distancia ni botón específico para la operación interior, que se hace bajando el pestillo), limpia-lava luneta con desempañador, luz en el baúl, tapa de tanque con llave, alarma y desde luego, aire acondicionado y dirección asistida.


En cuanto a seguridad, se diferencia por los faros antiniebla delanteros y la posibilidad de regular en altura los cuatro cinturones inerciales de tres puntos (no es habitual que se pueda hacer en los traseros). Sin embargo –y aquí no es algo exclusivo de este modelo–, el quinto pasajero no dispone de apoyacabeza y sólo cuenta con cinturón abdominal. Tampoco se ofrece en la Argentina, en este segmento y por estos valores, el sistema de frenos ABS ni dotación alguna de airbags, dos elementos que deberían ser de serie para todos los modelos de todas las marcas, pero cuya incorporación se encuentra demorada junto a la entrada en vigencia de la Ley Nacional de Seguridad Vial (en Brasil, airbags y ABS serán una regla inviolable en todos los 0 km a partir de 2014).


CONCLUSIÓN
A esta altura del partido, el Corsa Classic es todo un símbolo del mercado automotriz argentino. Un modelo que no necesita presentación y que en consecuencia, goza de un destacado valor de reventa. Con precio y mantenimiento accesibles, se trata de un producto que resulta imposible no tener en cuenta a la hora de evaluar la compra del primer 0 Km. La nueva motorización de 1.4 litros, las pinceladas estéticas y los agregados de equipamiento revitalizan la oferta de un automóvil que por la probada confiabilidad mecánica que ofrece, merecería algo más que 1 año o 20.000 kilómetros como garantía de fábrica.

LA BALANZA
A favor
- Motorización
- Equipamiento comparativo
- Precio y valor de reventa
En contra
- Diseño añejo
- Desempeño en ruta
- Garantía limitada

EQUIPAMIENTO DESTACADO
- Aire acondicionado
- Alarma
- Alerta sonora de faros encendidos
- Alzacristales eléctricos (“one touch” para conductor al bajar)
- Apoyacabezas delanteros y traseros (4) regulables
- Asiento trasero con respaldo rebatible 1/3 - 2/3
- Cierre centralizado (sin comando a distancia)
- Cinturones inerciales de tres puntos (4) y trasero central abdominal
- Columna de dirección colapsable ante impacto
- Desempañador y limpia-lava luneta trasera
- Dirección hidráulica
- Faros antiniebla delanteros
- Inmovilizador de motor
- Llantas de aleación
- Radio-CD con MP3, puertos USB-SD y entrada auxiliar
- Tercera luz de stop

FICHA TECNICA
Carrocería: hatchback, 2 puertas + portón, 5 plazas
Motor: naftero, delantero transversal, 4 cilindros, 8 válvulas
Cilindrada: 1.389 cc
Alimentación: inyección electrónica multipunto
Potencia máxima/régimen: 94 CV/5.600 rpm
Par máximo/régimen: 13,2 kgm/2.800 rpm
Velocidad máxima: 173 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h:11,8s
Tracción: delantera
Dirección: hidráulica a piñón y cremallera
Transmisión: manual de 5 velocidades
Frenos: delanteros a disco, traseros a tambor
Llantas: de aleación de 14”
Neumáticos: Pirelli P6000 185/60/R14
Dimensiones: largo, 3,75 m; ancho, 1,76 m; alto, 1,42 m; entreejes, 2,44 m
Peso: 1.056 kg
Capacidad baúl: 260 litros
Capacidad tanque: 54 litros
Consumo urbano: 9,3 litros/100 km (autonomía: 580 km)
Consumo a 130 km/h: 7,8 litros/100 km (autonomía: 690 km)

PRECIO Y GARANTIA
La versión probada, 3 puertas GLS 1.4, se comercializa a 42.560 pesos. Con esa misma carrocería, la opción Base 1.4 cuesta $ 34.420 y la alternativa GL, $ 39.860. La familia Corsa Classic también abarca la silueta sedán, con precios de $ 37.400 (Base), $ 42.210 (GL) y $ 44.340 (GLS); y la variante Wagon, con valores de $ 43.820 (GL) y $ 45.510 (GLS). En todos los casos, la garantía es de 1 año o 20.000 kilómetros.

ALGUNOS RIVALES
Ford Ka, VW Gol Power, Fiat Palio, Renault Clio, Peugeot 206 Generation