Renault Argentina invertirá $ 500 millones y fabricará un nuevo auto que sería el Mégane III


CarsMagazine.- La automotriz francesa Renault invertirá 500 millones de pesos en la Argentina entre 2009 y 2011 para producir un nuevo modelo que saldrá a la venta el próximo año –aunque no fue confirmado, se trataría del Mégane III– y para modernizar su planta de Santa Isabel en la provincia de Córdoba. Del total de la inversión, $ 335 millones se destinarán a la producción del vehículo, mientras que los restantes $ 165 millones se utilizarán para la actualización de la fábrica y sus medios logísticos, “lo que incluye el reemplazo y modernización de maquinarias, la integración local de piezas, mejoras edilicias y obras civiles”, según señaló la empresa.

Si bien Renault Argentina no aclaró si el modelo que fabricará en Córdoba será el Mégane III (tomará el lugar que en la línea de montaje dejó el Mégane I, ya discontinuado), todo indica que se trata de ese automóvil. Semanas atrás, la prensa brasileña puntualizó que el vehículo que se producirá en Santa Isabel será “la tercera generación del Mégane destinada y adaptada a la región Mercosur, desarrollada sobre la base del Samsung SM3”, un modelo que la marca surcoreana propiedad de Renault comenzará a fabricar este mes. La salvedad es que el diseño de la trompa, en el caso local, sería distinta a la que se aprecia en las imágenes inferiores, y estaría en sintonía con la línea del Mégane III (foto superior).


El anuncio de la inversión fue formulado el martes por la noche en la Casa de Gobierno por la ministra de la Producción, Débora Giorgi, luego de una reunión que el titular de Renault Argentina, Dominique Maciet, mantuvo con la presidenta Cristina Kirchner (foto de Télam). Sin confirmar de qué modelo se trata, Maciet anticipó que el vehículo que se hará en Córdoba será un mediano de última generación que será lanzado al mercado en forma simultánea con Europa, y que permitirá generar el desarrollo de 460 autopartes fabricadas por proveedores argentinos y regionales. Por la descripción, no quedan dudas de que se trata del Mégane III y en su versión sedán, una silueta que en el Viejo Mundo aún no fue lanzada.

Durante un contacto mantenido con la prensa con posterioridad al encuentro en la Casa de Gobierno, Maciet remarcó que el anuncio de la inversión deja en claro la decisión de Renault: "Estamos acá y nos vamos a quedar acá”. Y agregó que el desembolso será realizado en forma íntegra por la empresa: “No pedimos fondos a la ANSES”, dijo el directivo al ser consultado sobre la posibilidad de recurrir a una ayuda estatal, como hizo General Motors para su “Proyecto Viva”, ahora bautizado “Ágile”.


El plan de Renault Argentina responde a los requisitos más solicitados por el Gobierno, que son mantener los puestos de trabajo en el marco de la crisis internacional e incrementar el consumo de autopartes locales en los nuevos modelos. Con la iniciativa, el volumen de compras de autopartes autóctonas por año ascenderá a 470 millones de pesos y para eso la automotriz francesa incorporará cinco nuevos proveedores, indicó una fuente gubernamental. El 80 por ciento de la producción total del Mégane III será destinada a la exportación, con destino a los mercados americanos, y la planta cordobesa será la única que abastecerá a la región, según afirmó Maciet. En la actualidad, la fábrica de Santa Isabel produce alrededor de 60.000 vehículos por año, de los modelos Clio, Kangoo y Symbol. La planta fue fundada en 1955 y exporta a Brasil, México, Colombia, Chile, Uruguay, Paraguay y Perú, entre otros países.

Todo este anuncio está en sintonía con lo anticipado en octubre de 2008 por Carlos Ghosn, presidente del Grupo Renault-Nissan, de que el Mégane III sería producido en el Mercosur, sin saberse aún por entonces si la fabricación se radicaría en Brasil o la Argentina. Por su parte, Stephen Norman, Director de Marketing Global de Renault, había adelantado que “la carrocería y el interior del Mégane III serán idénticos al modelo que se ofrece en Europa” y que “lo que cambiará serán las adaptaciones específicas de suspensión y las motorizaciones”.