Entrevista: presente y futuro de Kia Argentina


CarsMagazine.- La inminente llegada del Soul, sus características, versiones y precios. La posibilidad de que también arribe a la Argentina la nueva coupé Cerato recientemente lanzada a nivel mundial. En qué quedó el proyecto de Kia de instalar una fábrica en Brasil para abastecer a la región. Cuáles son las dificultades que deben sobrellevar los productos importados en el contexto local actual. Y cómo será la participación de la marca en el Rally Dakar 2010. De eso y mucho más dialogó con CarsMagazine el Gerente de Marketing de Kia Argentina, Sebastián Dañil, durante el lanzamiento del Mohave realizado anoche en Palermo, Buenos Aires.

- Con el Mohave ya arribado al mercado local, ¿cuándo y de qué forma llegará el Soul, la próxima novedad en la agenda de Kia Argentina?
- El Soul (primera foto) ya está en el país. El domingo pasado llegaron las primeras unidades, que ya fueron bajadas del barco. Estamos esperando la homologación correspondiente y confiamos en poder presentarlo al mercado local en el transcurso de junio. Inicialmente estará disponible con una motorización naftera de 1.6 litros y 124 CV, con caja manual de 5 velocidades y tres niveles de equipamiento. Los precios irán desde 22.500 hasta 29.500 dólares. El Soul es un crossover que viene a inaugurar un nuevo segmento en la Argentina. Es un producto de nicho y de nivel Premium. Se destaca por su rodado de 18 pulgadas, altos estándares de seguridad con hasta ocho airbags, además de control de tracción y estabilidad, y elementos diferenciales como un iPod touch, más un sistema multimedia de seis parlantes con luces que se prenden siguiendo el ritmo de la música. Es, sin duda, un vehículo que apunta a un público muy joven, lógicamente de buen poder adquisitivo, que verá en el Soul características únicas, que no existen en otros modelos del mercado argentino. Su garantía será de tres años o 100.000 kilómetros.


- Se llegó a considerar que el Soul podría ser fabricado en el Mercosur. ¿En qué estado se encuentra el proyecto de Kia de montar una fábrica en Brasil?
- Kia tenía el plan de instalar una fábrica en Brasil que contemplaba la posible producción del Soul para la región. Pero ante la situación económica general el proyecto se encuentra, hoy por hoy, en una posición de “stand by”. Por un tiempo, digamos a mediano plazo, el Soul va a llegar desde Corea, como el resto de los productos de la marca.
- De reactivarse a futuro el proyecto de la fábrica en Brasil, ¿se abriría el abanico para producir distintos tipos de modelos, al margen del Soul?
- Probablemente sí. Ese es el paso que a Kia le falta dar para afianzar su posicionamiento en el Mercosur y en el resto de Centro y Sudamérica: la puesta en funcionamiento de una planta con varias líneas que produzca múltiples modelos. Hoy los vehículos importados, atados al dólar y con un arancel de importación del 35 por ciento, no pueden convertirse en productos masivos. Eso cambiará el día que podamos tener productos en igualdad de condiciones en cuanto a precio respecto de los modelos producidos en la región.
- ¿Cuál es el argumento que Kia sostiene ante el público que, tal vez, aún desconfía de los productos de origen coreano?
- En mi caso, viví toda la historia de Kia en la Argentina, desde 2001. El tema del origen coreano, debo ser sincero, era algo que al comienzo provocaba cierto escepticismo en la gente. Pero hoy hasta me siento orgulloso de decir que la marca que comercializamos es coreana. ¿En qué me baso? Por empezar, en que Kia tiene un importador instalado en el país desde 2001, que vino creciendo junto con la marca y que está aquí para quedarse. Por otra parte, el desarrollo y la calidad de los productos Kia están demostrados a nivel mundial. Hoy por hoy, el grupo Hyundai-Kia es el quinto productor automotriz del mundo y está muy cerca de convertirse en el cuarto. Hablamos de Kia como una marca globalizada, con plantas de producción en Eslovaquia y desde el próximo año en los Estados Unidos para la nueva Sorento. Kia ya no es sólo una marca coreana, sino que se ha convertido en una marca global.
- En el contexto del mercado local, ¿cuál es la situación específica de Kia Argentina?
- El año pasado se cerró de forma excelente, como ocurrió en toda la industria, y nuestro 2009 está atado al contexto general del mercado. Es importante poder aprovechar la presentación de nuevos modelos, el sustento sobre el cual buscaremos mantener los niveles de ventas que veníamos teniendo. Pero no podemos negar que esta crisis que comenzó en octubre del año pasado nos afecta de distintas formas. El mercado que era de demanda pasó a ser de oferta, el dólar subió un 30 por ciento en un lapso de cuatro meses. Y por tener los precios en dólares, algunas de nuestras líneas de productos se vuelven poco competitivas, como ocurre con los autos chicos. Por eso es importante, en este momento, redefinir la estrategia de nuestros productos, saber sobre cuáles nos podemos centrar y seguir apostando. Y también, cuáles traer a futuro. Un análisis que estamos haciendo, por ejemplo, es sobre el Cerato coupé (segunda foto), de reciente lanzamiento mundial en el Salón de Nueva York. Se trata de otro producto Premium y de nicho.


- Luego del Soul, ¿habrá más novedades de Kia este año en el mercado argentino?

- Sí, es posible que haya más novedades, pero lo único que puedo confirmar por ahora es el Soul. El resto está en evaluación. Probablemente haya otros lanzamientos, que por ahora mantenemos en reserva.
- Por último, ¿cómo será la participación de Kia en el Rally Dakar 2010? ¿Podría ser con un equipo ciento por ciento oficial?
- Sí, estamos analizando una apuesta más fuerte que la de 2009 (N de la R: hubo un equipo semioficial argentino-uruguayo con una Sorento). A partir de la asociación que tenemos con LoJack para continuar adelante con el Kia LoJack Rally Team, el plan es correr en 2010 con dos Sorento. Mientras tanto, estamos pensando en quién podría ser el piloto estrella que conduzca una de las camionetas. Sería un piloto famoso, de renombre, eso está claro. Pero no es más que eso lo que puedo comentar por ahora…