Exclusivo: Citroën correrá el DS3 en Rally Mundial


CarsMagazine.- La automotriz francesa Citroën eligió a su futuro modelo compacto DS3 para competir en el Mundial de Rally a partir de la temporada 2011, cuando cambiará abruptamente el reglamento técnico de la categoría. El director de Citroën Racing, Olivier Quesnel, se lo adelantó a modo de primicia a CarsMagazine en ocasión del Rally de la Argentina, disputado el último fin de semana en Córdoba, donde casualmente la marca festejó el “1-2” de sus pilotos, Sébastien Loeb y Dani Sordo, sobre los C4 WRC.

“Les voy a adelantar una primicia…”, anticipó Quesnel ante un reducido grupo de periodistas que cubrieron el Rally de la Argentina. “Citroën renovará su compromiso con el Mundial de Rally más allá de 2010. Como se sabe, desde 2011 cambiarán las reglas, y el auto elegido para nuestra continuidad es el DS3, el nuevo coche que la marca lanzará el próximo año”, explicó el simpático francés, el sábado por la tarde en el “bunker” del equipo Citroën en Villa Carlos Paz (foto).


El DS3 es un auto que se lanzará mundialmente en 2010 como integrante de la recuperada línea DS de la marca francesa, pilar de la nueva imagen mundial de la automotriz que buscará poner un pie en el segmento de los coches Premium. Las líneas del DS3 fueron adelantadas mediante el Concept DS Inside (foto superior), exhibido en el último Salón de París. Más adelante, Citroën también lanzará un DS4 y un DS5 para competir directamente con las grandes marcas alemanas, como Audi, BMW y Mercedes-Benz.

Desde 2011, el Mundial de Rally (WRC) sufrirá un cambio sustancial. Para reducir costos, dejarán de utilizarse los actuales coches, prototipos con motor turbo de 300 CV, diseñados y construidos específicamente para la competición e identificados con las carrocerías de los modelos que las automotrices participantes desean promocionar (Citroën el C4 VTS, Ford el Focus). Los reemplazarán autos encuadrados en el reglamento denominado S2000, es decir, vehículos de producción en serie, con motores de 2.0 litros sin turbo ni ayudas electrónicas, aunque especialmente equipados con tracción integral.


Gracias al agregado de un kit de potenciación y aerodinámico, la pérdida de caballos de los S2000 respecto de los WRC no sería superior a los 30 ó 40 CV, pero el manejo cambiará radicalmente. “No serán tan espectaculares para ver ni divertidos para conducir”, anticipó Loeb, el quíntuple campeón mundial que en la Argentina consiguió su 5º triunfo consecutivo (en la foto, en el podio de Villa Carlos Paz). Algunos modelos que se encuadran en esta normativa S2000 son el Fiat Punto, el Peugeot 207, el Skoda Octavia y el Renault Clio.