Martes 17: día clave para GM y Chrysler en EE.UU.


CarsMagazine.- General Motors y Chrysler se enfrentan a un día decisivo este martes 17 en Washington, donde deben demostrar los progresos hechos desde diciembre y justificar la liberación de crédito, sin el cual la quiebra parece inevitable. La agenda fue establecida a fines de 2008, cuando Washington aceptó pagar 9.400 millones de dólares a GM y 4.000 millones a Chrysler: ambos gigantes estadounidenses del automóvil muy debilitados financieramente. Todo ello, a cambio de que presenten un plan estratégico detallado al 31 de marzo y un informe parcial el 17 de febrero.

Si no convencen sobre su viabilidad, las cantidades anticipadas deberán ser reembolsadas y otros 7.000 millones de dólares suplementarios prometidos serán anulados, algo que no es más que el guión de una quiebra. Según fuentes próximas al caso citadas por Wall Street Journal el sábado, GM incluye esa posibilidad en su plan: cuenta con pedir fondos suplementarios o, si llega el caso, una garantía federal si se coloca bajo el régimen de protección de quiebras estadounidense, que permite la reestructuración bajo ciertas condiciones.

Pero la opción de la quiebra es políticamente muy delicada frente a potenciales supresiones de empleos –hasta 3 millones de puestos directos e indirectos–, en momentos en que la crisis económica ya destruyó millones de empleos en Estados Unidos. GM y Chrysler multiplicaron sus anuncios recientemente, dando la impresión "de resistir para mostrarle al gobierno que toman decisiones y exploran alternativas", resumió Micaela Krebs, analista de Edmunds, según consignó la agencia AFP.