CONTACTO: NUEVO JEEP CHEROKEE


CarsMagazine (Por Martín Egozcue).- Afortunadamente, las automotrices suelen escuchar a sus clientes y al público en general, y cuando se les pide un cambio, en general lo llevan a la práctica. Algo así le pasó a Chrysler con el Jeep Cherokee: los usuarios del modelo no estaban contentos con los últimos diseños y querían un regreso a las fuentes, a las líneas clásicas que durante 65 años identificaron al popular símbolo del todoterreno. Consciente de ello, el grupo estadounidense concibió el New Jeep Cherokee, que desde hace apenas unos meses se comercializa en la Argentina. CarsMagazine tomó contacto con la versión que monta el motor naftero V6 de 3.7 litros y 205 CV, con el nivel de equipamiento base. A continuación, las conclusiones sobre este SUV mediano de raza fuerte que cuesta 41.000 dólares.


Como se apuntó, el New Cherokee retomó el espíritu de robustez que caracterizó a la marca Jeep desde sus orígenes. El resultado es un diseño con líneas nuevamente rectas, que transmiten una imagen mucho más sólida, manteniendo siempre la clásica parrilla de siete ranuras. Otros elementos destacados del frente del vehículo, que también terminan de recuperar la vieja imagen de Jeep, son los nuevos faros halógenos de forma trapezoidal. En la parte posterior, se quitó la rueda de auxilio del portón y se la colocó debajo del chasis. Así, es posible ahora abrir la quinta puerta en forma vertical, que a su vez permite operar la luneta en forma independiente (se abre con sólo oprimir un botón del comando a distancia).


Como en todo vehículo todoterreno, lo importante es de qué forma se desenvuelve a la hora de abandonar el asfalto y encarar el barro, la arena o la nieve. El New Cherokee incorpora un nuevo sistema de tracción integral que permite tres modos de rodaje (al margen del neutral, necesario en caso de que el vehículo necesite ser remolcado). La primera opción, ideal para la conducción continuada y que distribuye el par motor entre ambos ejes según las condiciones del piso, es la llamada “4WD Auto”. Para situaciones en las que el terreno presenta muy poca adherencia o pendientes pronunciadas que exigen máxima tracción, se utiliza el modo “4WD Low”, también llamada “baja o reductora”. Por último, como tercera alternativa queda el modo “2WD”, que sólo aplica tracción al eje trasero, lo que la hace ideal para el tránsito en caminos de baja exigencia o bien a la hora de regresar a la ciudad.


Otros dos sistemas clave para el buen desempeño del New Cherokee en el “off road” son los sistemas inteligentes de ascenso y descenso de pendientes. En el primer caso, el dispositivo mantiene la presión sobre el circuito hidráulico de frenos durante dos segundos, lo que da tiempo suficiente al conductor a quitar el pie del pedal de freno y presionar el acelerador sin que el vehículo tienda a retroceder. El segundo sistema, para descensos, permite mantener un ritmo constante sin necesidad de accionar el freno ni el acelerador, siempre que se circule en modo “4WD”. Estos dos dispositivos se ofrecen de serie en las tres versiones del Cherokee que se comercializan en la Argentina.


Mecánicamente, el motor naftero V6 de 3.7 litros, con 205 CV, le permite al Cherokee moverse con total soltura en cualquier situación de exigencia. Claro que semejante cilindrada se traduce en un consumo realmente elevado. En ciudad, el gasto registrado por CarsMagazine llegó a los 18 litros cada 100 kilómetros recorridos. En ruta, para la misma distancia a una velocidad constante de 130 km/h, se necesitan unos 16 litros. Con un tanque de casi 74 litros de capacidad, la autonomía en ciudad apenas supera los 400 kilómetros, mientras que en ruta no llega a 500 kilómetros. Alguno podrá pensar que semejante consumo se debe a que la caja automática sólo cuenta con cuatro marchas en las versiones naftera (la turbodiesel 2.8 tiene 5 velocidades). Sin embargo, circulando a 130 km/h, el motor apenas trabaja a 2.700 rpm, un régimen bajo si se tiene en cuenta que el par motor máximo se obtiene a las 4.000 rpm. Se trata, simplemente, de uno de esos motores “yankees” que tanto consumen, y que hoy por hoy ya no están encontrando tanta aceptación en el gran país del Norte, donde se fabrica el New Cherokee.


La vida a bordo del Cherokee 2008 es placentera. Viajando en ruta, la insonorización es excelente y el confort de marcha (al margen de la lógica posición de manejo y la disposición de las butacas) resulta más parecido al de un auto que al de un vehículo todoterreno. En esta nueva generación del modelo creció el espacio en las plazas traseras: ahora sí caben cinco adultos. También es mayor el espacio para el equipaje, y rebatiendo todos los asientos puede llegarse a un volumen de carga de hasta 1.800 litros. Del equipamiento de confort de la versión Sport, lo más destacable es el aire acondicionado con climatizador automático y filtro de partículas, y la radio con reproductor de CD y música en MP3, con 4 parlantes y muy buena calidad sonora.


En el rubro seguridad, tanto la versión base (Sport) como la “full” (Limited), ofrecen elementos de suma importancia como airbags frontales multietapa y laterales tipo cortina para ambas filas de asientos; ABS con detección de calzada irregular y asistencia al frenado de urgencia; control de tracción permanente, zonas de deformación programada, mitigación electrónica de balanceo y programa electrónico de estabilidad. La diferencia entre la opción Sport y Limited, que en dinero es de 2.544 dólares, consiste básicamente en un mayor equipamiento de confort y detalles estéticos. Así, estirando el bolsillo hasta los 43.500 dólares, se accede también a ítems como tapizados de cuero, computadora de abordo, control crucero de velocidad, llantas de 17 pulgadas, molduras e insertos cromados, techo eléctrico, sensor de estacionamiento trasero y comando de audio en el volante.


A la hora del balance, los principales puntos positivos de este New Jeep Cherokee son su desempeño “off road”, el rediseño a lo antiguo que tanto pidió el público y el equipamiento de seguridad que se ofrece de serie. En contra, el consumo resulta realmente elevado, aunque no se puede esperar otra cosa de un V6 3.7. El tema es que la opción turbodiesel 2.8 de 175 CV no se ofrece en versión “Limited”, sino apenas “Sport”, lo que implica resignar bastante en equipamiento de confort. Y además, desembolsar 49.200 dólares. Cuestión, entonces, de pensar bien y hacer muchos números antes de decidirse.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
- Airbags frontales para conductor y acompañante
- Airbags laterales
- Aire acondicionado con climatizador automático
- Alzacristales eléctricos en las 4 ventanillas
- Cierre centralizado con comando a distancia
- Control de tracción
- Control de estabilidad
- Espejos exteriores eléctricos calefaccionados
- Frenos con ABS y asistencia al frenado de urgencia
- Faros antiniebla delanteros y trasero
- Luneta trasera con apertura independiente
- Radio AM/FM con CD y MP3, y 4 parlantes
- Sistema de anclaje para sillas de niños
- Sistema de asistencia para partidas en pendiente
- Sistema de control para descensos en pendiente
- Sistema de monitoreo de presión de neumáticos
- Volante ajustable en altura

FICHA TECNICA
Carrocería: SUV, 4 puertas + portón, 5 plazas
Motor: naftero, delantero longitudinal, 6 cilindros en V, 12 válvulas
Cilindrada: 3.700 cc
Alimentación: inyección electrónica secuencial multipunto
Potencia máxima/régimen: 205 CV/5.200 rpm
Par máximo/régimen: 314 Nm/4.000 rpm
Velocidad máxima: 175 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,5s
Tracción: trasera, integral con reparto automático o baja
Dirección: de piñón y cremallera, asistida hidráulicamente
Transmisión: automática de 4 velocidades
Frenos: a disco en las cuatro ruedas; delanteros ventilados
Llantas: de aleación de 16”
Neumáticos: 235/70 R16
Dimensiones: largo, 4.493 mm; ancho, 1.839 mm; alto, 1.797 mm; entre ejes, 2.694 mm; trochas delantera/trasera, 1.549 mm; ángulo de aproximación, 38,2º; ángulo de salida, 30º
Peso: 1.935 kg
Capacidad baúl: 880 litros hasta el techo, ampliable hasta 1.800 litros rebatiendo los asientos.
Capacidad tanque: 73,8 litros
Consumo urbano: 18 litros/100 km (autonomía: 410 km)
Consumo a 130 km/h: 15 litros/100 km (autonomía: 492 km)

PRECIO Y GARANTIA
La versión probada, Sport 3.7 V6, se comercializa a 40.956 dólares y es la más accesible de la oferta local. Las otras opciones son Limited 3.7 V6 por 43.500 dólares, y Sport TD 2.8 (turbodiesel) por 49.200 dólares. En todos los casos, el precio incluye IVA y la garantía es de 2 años o 50.000 kilómetros.

ALGUNOS RIVALES
Land Rover Freelander 2, Kia Sportage, Toyota RAV4.