CONTACTO (archivo): NUEVO FORD FOCUS (*)


(*) Publicación original: 20/10/08
Precio actualizado al 27/07/09: $ 95.200
CarsMagazine (Por Martín Egozcue).- Desde hace apenas un mes, Ford comercializa en la Argentina el Nuevo Focus, un vehículo que impone un cambio radical respecto de la versión anterior en materia de diseño y equipamiento. Disponible con motorización naftera o diesel y por ahora en versión bicuerpo (el sedán llegará a mediados de noviembre), CarsMagazine fue uno de los primeros medios digitales en tomar contacto con el modelo. Durante una semana y casi 1.000 kilómetros manejó la versión naftera de 2.0 litros y 145 CV, con transmisión manual y el nivel de equipamiento más elevado (Ghia), cuyo precio es de 90.400 pesos. Estas son las conclusiones sobre un auto al que es posible darle órdenes por voz para encender o apagar la radio, regular la temperatura o hacer un llamado telefónico, pese a lo cual y en contrapartida, evidencia algún que otro faltante en su equipamiento de seguridad.


El Nuevo Focus, que se fabrica en la planta de Ford Argentina en Pacheco para el mercado local y de exportación, es una copia fiel del modelo europeo, más allá de algunas diferencias en el equipamiento y las motorizaciones. Concebido sobre la misma plataforma del Volvo S40, adopta el estilo de diseño que la marca del óvalo denomina “Kinetic Design” y que busca transmitir “energía en movimiento”. El resultado es un auto de apariencia imponente, mucho más moderna, que se roba todas las miradas en cada semáforo con positivos comentarios sobre su imagen. Era una necesidad para el Focus, que no había mostrado cambios importantes en su diseño en sus casi diez años de existencia en el mercado local.


Comparado con el modelo anterior (ahora llamado Focus One), el flamante es más grande en sus dimensiones. Concretamente, creció 18,5 cm en su largo y eso se tradujo en una mejora de la habitabilidad. El espacio para los pasajeros traseros aumentó, y también se logró hacerle lugar a una muy profunda guantera (puede refrigerarse) de nada menos que 12 litros de capacidad. Para ser más gráficos, es posible introducir una botella de 1,5 litros acostada en su interior y claro, cerrarla perfectamente. Pese a eso, el baúl del Nuevo Focus es más pequeño. Su capacidad es de 319 litros, 31 litros menos que en el modelo anterior. Igualmente, el piso del baúl es completamente plano, la boca de carga es más bien baja y termina resultando una capacidad aceptable dentro de lo que suele ofrecer un coche bicuerpo.


Como se apuntó, el Nuevo Focus significa un paso adelante en su calidad de concepción, con materiales más refinados y mejor terminación. Pero sobre todo, implica un gran salto en materia de equipamiento, más que nada de confort y desde luego, en la versión tope de gama, como la Ghia que manejó este medio. De una larga serie de elementos incluidos en ese rubro, la estrella absoluta es el sistema que Ford denominada “Voice to Control” (“Voz para controlar”), que permite operar varios dispositivos del auto mediante órdenes de voz. Esto no es una novedad en el mundo del automóvil y tampoco en Ford, ya que el Nuevo Mondeo lo ofrece. Pero sí es algo llamativo para un coche del segmento C en la Argentina. Para explicarlo con claridad, el conductor, luego de presionar un botón, puede pronunciar palabras clave como “radio”, “climatizador”, “reproductor de CD” y “teléfono”, y luego, siempre dando órdenes por voz, elegir otras opciones de cada menú. Así, es posible indicar “radio”, “FM”, “95.9”, y en segundos uno estará escuchando la “Rock&Pop”. O decir “climatizador”, “temperatura”, “20 grados”, y lograr esa condición. Así de simple, así de fantástico.


Pero hay otras perlitas en el Nuevo Focus. La segunda en la lista es el botón mediante el cual se enciende el motor. Basta con presionarlo, pisando previamente el embrague, para que el impulsor entre en funcionamiento. Claro que para ello es necesario tener en el bolsillo o en algún lugar del interior del auto el control remoto de apertura del coche. Otra particularidad es la posibilidad de regular el nivel de asistencia a la dirección. Se puede elegir uno suave, llamado “Confort”, ideal para estacionar o tránsito pesado; otro “Normal”, el más estándar; y un tercero denominado “Sport”, que endurece la dirección y transmite una sensación de mayor deportividad, recomendado para el manejo en ruta o más agresivo. Conduciendo de noche, entran en escena las ópticas delanteras direccionables, que según el giro del volante, se mueven hasta 15 grados, mejorando la iluminación en curvas. A todo esto se agregan los sensores de estacionamiento trasero, de lluvia (según la intensidad del agua, el limpiaparabrisas regula su velocidad) y crepuscular (enciende las luces en forma automática al oscurecerse).


Mecánicamente, el Nuevo Focus no presenta cambios. Se mantienen los motores turbodiesel de 1.8 litros y 115 caballos, y naftero de 2.0 litros y 145 CV. Este último, el que monta la versión probada, le permite al auto desarrollar una velocidad máxima de 206 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos. Es un impulsor que entrega lo mejor a partir de las 4.500 rpm, cuando se llega al torque máximo de casi 19 Kgm. Por debajo de ese régimen no desentona, pero permanece como “escondido”. A la hora de medir el consumo, CarsMagazine registró 11,7 litros cada 100 kilómetros en ciudad (autonomía de 470 km) y 9,1 litros circulando a 130 km/h (autonomía superior a 600 km). La transmisión, manual de cinco velocidades, es precisa en su accionar, aunque como le ocurrió a otros medios, en más de una ocasión costó insertar la tercera marcha. Pudo haberse debido a que esta unidad era de pre serie, no apta para la venta al público, según admitió Gabriel Ferrari, de la Oficina de Relaciones Públicas de Ford Argentina, quien gentilmente cedió el vehículo para el “test drive”.


La vida a bordo del Nuevo Focus resulta una experiencia sumamente placentera. Es imposible no encontrar la óptima posición de manejo, ya que la butaca se regula en altura en forma eléctrica y el volante se ajusta en altura y profundidad. Los comandos están todos al alcance de la mano, rodeando justamente el volante en el caso de los principales, con buena calidad de terminación y agradable tacto. El apoyapié izquierdo permite un manejo relajado en ruta, a lo que desde luego aporta mucho el control crucero de velocidad. El climatizador automático de doble zona (permite una temperatura para el conductor y otra para el acompañante) responde de manera eficiente, y el equipo de audio Sony es una verdadera maravilla. Como puede esperarse de una marca top en ese rubro.


Pero como en todos los autos, siempre hay un “pero”, y el Focus no es la excepción. Tantos “chiches” en materia de confort se contraponen con algunos faltantes importantes en materia de seguridad. Lo más notorio es la falta de control de estabilidad y de tracción, y que sólo ofrece doble airbag frontal. El Citroën C4 Bicuerpo, próximo a lanzarse al mercado local y sin duda el gran rival del Focus, brindará en sus versiones más equipadas airbags laterales y control de estabilidad. El Peugeot 307, otro que está metido en la pelea en ese segmento, también incluye las bolsas de aires a los costados. En otro orden, y a diferencia del “viejo” Focus, este nuevo modelo viene de fábrica con rueda de auxilio temporal. Se trata de un rodado de emergencia que sólo permite circular a una velocidad máxima de 80 km/h. No es lo ideal si uno está viajando en la ruta, pincha y debe disminuir su ritmo por ese motivo. Sin duda, es preferible una quinta rueda idéntica a las titulares. Asimismo, y si bien la habitabilidad trasera mejoró, una persona de 1,85 metros, como la que viajó en las plazas traseras con CarsMagazine, rozó el techo con su cabeza. Por último, la unidad probada carecía de alarma sonora de aviso de colocación del cinturón de seguridad. Tal vez, producto de que era un auto al que le faltaban aún algunos ajustes.


En el balance, el Nuevo Focus se lleva todos los aplausos en cuanto a diseño y equipamiento de confort, cumple en el rubro motorización, y queda en deuda con algunos faltantes de seguridad, así como también en su plazo de garantía, de sólo un año sin límite de kilometraje, frente a rivales (como el 307) que justamente la han extendido a dos años. Es que la competencia se presenta feroz entre los bicuerpo modernos del segmento mediano y nadie quiere dar un centímetro de ventaja.

MAS FOTOS DEL NUEVO FORD FOCUS


EQUIPAMIENTO DESTACADO
- Airbag doble frontal (conductor y acompañante)
- Arranque con botón “Ford Power”
- Butaca del conductor con ajuste eléctrico de altura, y ajuste lumbar
- Climatizador automático de doble zona
- Columna de dirección regulable en altura y profundidad
- Computadora de abordo
- Conexión Bluetooth para teléfono móvil
- Control de velocidad crucero
- Encendido automático de luces
- Espejos exteriores calefaccionados con luz incorporada
- Faros antiniebla delanteros y trasero
- Faros delanteros direccionables
- Frenos ABS con distribución electrónica de frenado (EBD)
- Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
- Puerto USB y entrada auxiliar de 3,5 mm
- Sensor de estacionamiento trasero
- Sistema de audio Sony con 6 parlantes, reproductor de CD y MP3, y control satelital en el volante
- Sistema “Voice to Control” (V2C)
- Spoiler trasero
- Techo solar eléctrico (“one touch”)

FICHA TECNICA
Carrocería: hatchback, 5 puertas, 4/5 plazas
Motor: naftero, delantero transversal, 4 cilindros, 16 válvulas
Cilindrada: 1.999 cc
Alimentación: inyección electrónica multipunto
Potencia máxima/régimen: 145 CV/6.000 rpm
Par máximo/régimen: 18,9 Kgm/4.500 rpm
Velocidad máxima: 206 km/h (según fabricante)
Aceleración 0 a 100 km/h: 9,2s (según fabricante)
Tracción: delantera
Dirección: de cremallera con asistencia electrohidráulica
Transmisión: manual de 5 velocidades
Frenos: a disco en las cuatro ruedas; delanteros ventilados, traseros sólidos
Llantas: de aleación de 16”
Neumáticos: 205/55 R16
Dimensiones: largo, 4.337 mm; ancho, 1.839 mm; alto, 1.500 mm; entre ejes, 2.640 mm; trocha delantera, 1.535 mm; trocha trasera, 1.531 mm
Peso: 1.327 kg (en orden de marcha)
Capacidad baúl: 319 litros
Capacidad tanque: 55 litros
Consumo urbano: 11,7 litros/100 km (autonomía: 470 km)
Consumo a 130 km/h: 9,1 litros/100 km (autonomía: 604 km)

PRECIO Y GARANTIA
La versión probada, 2.0 Ghia con transmisión manual, se comercializa a 90.400 pesos. En motorización naftera, por encima se encuentra el Ghia con caja automática ($ 97.000) y por debajo, las opciones Trend ($ 74.800) y Trend Plus ($ 81.300). Con impulsores diesel (1.8 litros de 115 CV), hay tres variantes: Style ($ 80.600), Trend ($ 84.700) y Ghia ($ 94.700). En todos los casos, la garantía es de un año sin límite de kilometraje.

ALGUNOS RIVALES
Citroën C4, Peugeot 307, Renault Mégane II, Nissan Tiida, Hyundai i30