Con Tata, India entraría en el juego grande

CarsMagazine.- La decisión de Ford de retener al grupo indio Tata como interlocutor privilegiado para la venta de sus célebres marcas Jaguar y Land Rover muestra la voluntad de India de convertirse en un actor de primer nivel en el mercado automovilístico mundial.

Merced a la posible adquisición de estas dos prestigiosas marcas británicas, Tata podría lograr un enorme salto tecnológico y ahorrar años de investigación y desarrollo, según estimaron distintos analistas.

Ford anunció que entró en "negociaciones detalladas" con Tata Motors, uno de los tentáculos del grupo indio Tata presente en sectores tan variados como el té y el acero. "Dadas las ambiciones globales de Tata, esta compra tiene sentido", opinó Chirag Shah, analista de Emkay Securities. "Si quieren evolucionar al ritmo de Volkswagen o Audi, necesitan este tipo de inversiones", afirmó.

"Actualmente, los fabricantes automovilísticos indios no tienen las capacidades tecnológicas para competir con estas empresas; pero ganarían un tiempo considerable al comprar este tipo de marcas", añadió el analista.

Tata expresó que espera que la transacción con Ford finalice en las próximas semanas, aunque reconoció que las negociaciones serán complejas. Según informaciones de prensa, las ofertas realizadas hasta ahora van de 1.500 a 2.000 millones de dólares por ambas marcas (1.000 a 1.400 millones de euros).