CarsMagazine trabajó en GM Argentina


CarsMagazine.- Gracias a una original invitación de General Motors Argentina, CarsMagazine visitó la planta que la automotriz posee en Rosario, Santa Fe, y experimentó las particularidades de su Sistema Global de Manufactura (GMS), al participar en un día de entrenamiento en su Ambiente Simulado de Trabajo. En otras palabras, se fingió la fabricación de un automóvil a lo largo de una tan extensa y agotadora como provechosa y enriquecedora jornada laboral, que dejó como saldo la asimilación de interesantes conceptos sobre el trabajo en línea y en equipo que ayudaron a comprender cómo producir más y mejor.


DIARIO DE VIAJE
Para esta particular experiencia, General Motors rompió todos los esquemas y basándose en una nueva política de comunicación, en lugar de invitar a reporteros de los grandes medios nacionales, eligió conformar un grupo de periodistas que llevan adelante web sites o blogs sobre industria automotriz. El grupo estuvo integrado por CarsMagazine junto a los colegas Carlos Cristófalo (Argentina Auto Blog), Sergio Cutuli (Cosas de Autos) y Pablo Cabral (Autofaro).

En dos Suzuki Grand Vitara JIII, el viaje desde las oficinas de General Motors en Buenos Aires hasta Rosario se convirtió en una placentera experiencia al volante. Aunque se trata de vehículos pensados en primera instancia para el manejo off road, se pudo comprobar el excelente desempeño en ruta del todo terreno de la marca japonesa recientemente lanzado en la Argentina. El motor de 2.0 litros, 16 válvulas y 140 CV, junto a la tracción 4x4 permanente, le confieren a la Grand Vitara JIII un sereno pero firme andar en ruta que transmite seguridad y placer de conducción (próximamente habrá un test drive más detallado).

Foto: Gentileza Argentina Auto Blog

Al día siguiente, la jornada laboral comenzó a las 8:00 de la mañana en la planta de GM en General Alvear, en las afueras de Rosario. Allí se introdujo a los visitantes al Ambiente Simulado de Trabajo y a sus principales características. En todo el mundo existen un total de 38 ambientes simulados, todos en distintas plantas de GM. Este entorno, cuya denominación original en inglés es Simulated Work Evironment (SWE), se inauguró en la fábrica de Rosario el 9 de mayo de 2006 y hasta hoy, unas 2.500 personas pasaron por él. Fueron tanto visitas especiales, proveedores y concesionarios, como nuevos operarios que se incorporan a la planta y que adquieren allí los principios básicos que luego aplicarán en la verdadera línea de producción. Y se dice verdadera, porque en el SWE los autos son de madera, lo que no implica que la tarea sea más sencilla. En absoluto.

MANOS A LA OBRA
Divididos en equipos de cuatro integrantes dirigidos por un “team leader”, la tarea inicial consistió en amar y desarmar partes de los autos, que se deslizaban sobre la línea de producción, respetando los tiempos y el manual inicial del SWE. La experiencia resultó realmente exigente y los resultados generales de la primera rueda evidenciaron que por inexperiencia, lejos se estuvo de alcanzar los objetivos planteados en cada una de las áreas, como capacidad de respuesta, calidad y seguridad, entre otras.


El reagrupamiento de los distintos equipos y la elaboración de un nuevo plan de trabajo, para lo cual cada integrante es especialmente motivado, derivó en una marcada mejora de los resultados en el segundo intento. Esta vez se alcanzó la meta de producción y se mejoró en rubros como seguridad (minimizando los riesgos de posibles accidentes de los operarios) y desperdicios (cuando una pieza se rompe en el intento de ser colocada).


Por el Ambiente Simulado de Trabajo han pasado desde el presidente de GM hasta el más nuevo de los operarios, e incluso alguno de los más experimentados trabajadores regresan en forma regular para reafirmar y refrescar los conceptos sobre los que se basa el Sistema Global de Manufactura de la empresa: compromiso de las personas, estandarización, hecho con calidad, menor tiempo de ejecución y mejora continúa. Todo lo aprendido y elaborado allí permite que en la verdadera línea de producción se fabriquen hoy unos 8.000 vehículos por mes, a razón de un auto cada 2 minutos y 10 segundos, según el ritmo de trabajo actual.

CONCLUSIONES FINALES
Al término de la jornada laboral, quedó tiempo para una recorrida por el sector de la planta dedicado al tratamiento de efluentes, en la que fue posible comprobar cómo se eliminan todos los desechos tóxicos mediante bacterias criadas especialmente para ello. Prueba irrefutable de la eficiencia del sistema fue la fuente con parte del agua que la fábrica devuelve al río, en la que viven distintas clases de coloridos peces...

Un cierre tan increíble como real para una tan intensa como enriquecedora experiencia, que fue posible gracias a la invitación del Área de Comunicación de General Motors Argentina y a la gentileza de Bernardo García, Leonardo Pomeranchik y Susana Pini.