Adelanto: el Nuevo Siena 2008 de Fiat


CarsMagazine.- La automotriz Fiat reveló en Brasil la imagen de su Nuevo Siena 2008, modelo que la marca italiana fabricará en el vecino país y también en la Argentina a partir de enero próximo, en su planta de la localidad de Ferreyra, en Córdoba.

La renovación de la imagen del Siena incluye una nueva y generosa parrilla delantera, acompañada de ópticas más modernas, con más detalles cromados. El sector posterior también se presenta reformulado, con nuevos faros y renovadas líneas.


El interior fue igualmente revisado y su diseño y terminación están en lógica sintonía con el Nuevo Palio, lanzado en la Argentina a comienzos de este año. En definitiva, el Nuevo Siena 2008 sigue la última línea de diseño de Fiat a nivel mundial, en sintonía con los modelos Punto, Bravo y Linea.

Otra particularidad estética sería la aplicación del nuevo logo de Fiat, presente en el recientemente lanzado Punto en el país. Al menos, la nueva insignia fue visible en el modelo que en las últimas horas fue presentado en Brasil.


En materia de equipamiento, el Nuevo Siena 2008 contaría, en su versión más exclusiva, con ciertos elementos tecnológicos aplicados en el Punto, como son el sistema Bluetooth, que permite utilizar un teléfono en formato “manos libres”, y el puerto USB para conectar reproductores de música en MP3. Todo esto deberá ser confirmado por Fiat Auto Argentina en las próximas semanas.

Respecto de las motorizaciones, se mantendrían las ya disponibles en el Siena en la Argentina; es decir, nafteras de 1.4 y 1.8 litros y diesel de 1.7 litros. Los precios de las distintas versiones se conocerían hacia fin de año, previéndose el lanzamiento comercial para principios del próximo ejercicio.


Meses atrás, Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Auto Argentina, anunció que la segunda fase de la fabricación del Siena en Córdoba representará una inversión de 60 millones de dólares. En Ferreyra se producirán 50.000 Siena por año, de los cuales se exportarán 35.000 hacia Brasil. El proyecto prevé alcanzar un nivel de integración de componentes nacionales del orden del 50%, y del 90% a nivel regional.